1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://motivacion.about.com/od/Cuerpo_mente/a/Onicofagia-El-Habito-De-Morderse-Las-Unas.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

You can opt-out at any time. Please refer to our privacy policy for contact information.

Comenta en el foro

Onicofagia: el hábito de morderse las uñas

Por

onicofagia.jpg
Momentimages / Getty Images

La onicofagia es el hábito de morderse las uñas de manera repetida. Es una conducta bastante común entre los niños y los adolescentes, que tiende a desaparecer con la edad.

Aunque son pocos los estudios realizados, se estima que entre un 28 y un 33 % de los niños de entre 7 y 10 años se muerden las uñas. Este porcentaje es mayor entre los adolescentes, llegando a un 45%. A los 18 años la frecuencia de esta conducta disminuye hasta desaparecer, aunque puede persistir en algunos adultos.

La onicofagia como hábito leve

En la mayoría de los casos se trata de un hábito leve que suele comenzar en la infancia, probablemente se aprende por observación, al ver a otras personas hacerlo, y se utiliza como una de las típicas conductas que sirven para calmarse cuando una persona está tensa, frustrada o está experimentando cualquier emoción negativa. Con el tiempo se puede acabar convirtiendo en un hábito que surge cada vez en más situaciones y no solo ante emociones negativas. Por ejemplo, basta con que tengas las manos desocupadas, sientas aburrimiento, estés pensando en algo, o tengas las manos cerca de la boca.

Dado que la adolescencia es una época difícil, no es raro que la frecuencia de la onicofagia aumente a esa edad, desapareciendo con el tiempo. En estos casos más leves y dada su alta incidencia, puede considerarse normal.

Tras la adolescencia, la onicofagia a veces se sustituye por otras conductas como morder los bolígrafos, jugar con el pelo o rascarse la nariz. Entre los adultos es más frecuente utilizar el tabaco o el chicle como sustitutos que acaban desplazado el hábito de morderse las uñas.

La onicofagia como trastorno

En los casos más severos, se considera que puede tratarse de un trastorno que se situaría dentro del espectro obsesivo compulsivo. No obstante, tanto sus causas como su clasificación dentro de los trastornos psicológicos sigue sin estar del todo clara.

Los trastornos del espectro obsesivo compulsivo son aquellos en los que aparecen obsesiones y preocupaciones centradas en el propio cuerpo, el peso, la posible existencia de enfermedades, o bien conductas ritualizadas y compulsivas como arrancarse el pelo (tricotilomanía), tics, compulsión sexual o juego patológico.

Se ha sugerido que la onicofagia severa está relacionada con una ansiedad intensa y una baja autoestima. Algunos autores consideran que posiblemente en estos casos la onicofagia aparezca junto con otros trastornos psicológicos, tal y como ocurre en los casos de tricotilomanía, pero dada la escasez de estudios sobre la onicofagia no existen datos suficientes para confirmar la existencia de trastorno obsesivo compulsivo u otros trastornos de ansiedad en estas personas.

Consecuencias de morderse las uñas

En los casos leves, el problema es meramente cosmético, pues las uñas tienen un aspecto descuidado. En cambio, en los casos más severos las uñas pueden resultar muy dañadas. En general, pueden aparecer los siguientes problemas:

  • Lesiones en las cutículas.
  • Deformación de las uñas.
  • Paroniquia, que es una infección bacteriana en la piel situada alrededor de las uñas, que aparece hinchada y enrojecida. Esta infección puede llegar a ser crónica.
  • Problemas dentales y temporo-mandibulares.
  • En algunas personas da lugar también a malestar psicológico, debido a que se sienten avergonzadas del aspecto de sus uñas y a que es visto como algo socialmente indeseable.

Más información: ¿Qué puedes hacer para dejar de morderte las uñas?

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.