1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://motivacion.about.com/od/alimentacion/a/Cuales-Son-Las-Causas-De-Los-Trastornos-De-La-Alimentacion.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

You can opt-out at any time. Please refer to our privacy policy for contact information.

Comenta en el foro

¿Cuáles son las causas de los trastornos de la alimentación?

Por

¿Cuáles son las causas de los trastornos de la alimentación?
© Peter Dazeley / Getty Images

Son muchas las personas que se preocupan por su peso, sobre todo teniendo en cuenta que vivimos en una sociedad que pone un gran énfasis en la delgadez y el atractivo físico, al tiempo que fomenta un estilo de vida principalmente sedentario. No obstante, las personas con un trastorno de la alimentación llevan esta preocupación a tal extremo que desarrollan hábitos de alimentación inapropiados y peligrosos para su salud e incluso para sus vidas.

Los tres principales trastornos de la alimentación son la anorexia nerviosa, la bulimia nerviosa y el trastorno por atracón.

Las personas con anorexia nerviosa comen cantidades excesivamente bajas de alimentos, hacen ejercicio de manera compulsiva y pierden una gran cantidad de peso, poniendo en peligro su salud.

Quienes padecen bulimia nerviosa comen cantidades de comida excesivas y luego recurren al vómito, laxantes, enemas, diuréticos o ejercicio excesivo para tratar de librarse de la comida ingerida. El vómito demasiado frecuente puede llegar a producir la muerte por fallo cardiaco debido a la pérdida de electrolitos que produce el vómito y que son esenciales para que el corazón y el resto de músculos funcionen correctamente.

En el trastorno por atracón, se producen episodios en los que se comen grandes cantidades de comida de manera descontrolada. La diferencia con la bulimia es que luego no hacen nada para tratar de libarse de ella.

Los trastornos de la alimentación pueden empezar con preocupaciones por el peso que incluyen dietas estrictas y mal diseñadas y ejercicio excesivo, hasta acabar convirtiéndose en verdaderos trastornos.

Las personas que padecen estos trastornos son conscientes de que su conducta es anormal y la ocultan de los demás o disminuyen la frecuencia de contacto social, aislándose.

La anorexia y bulimia son más frecuentes en mujeres, aunque se dan también en hombres, mientras que el trastorno por atracón tiene una incidencia similar en ambos sexos.

¿Cuál es la causa de estos trastornos?

En el desarrollo de los trastornos de la alimentación pueden influir múltiples factores y suele tratarse de una mezcla de factores de personalidad y ambientales.

Ciertas características de personalidad, como baja autoestima, sensación de impotencia y gran insatisfacción con la propia imagen pueden favorecer el trastorno. Las personas con anorexia suelen ser perfeccionistas, mientras que las que desarrollan bulimia tienden a ser más impulsivas.

La influencia social es también muy alta en la aparición de estos trastornos. Familiares y amigos que le dan excesiva importancia a la apariencia física y la delgadez pueden ejercer una influencia negativa. Así mismo, las personas que son víctima de burlas por su apariencia física o que practican deportes que enfatizan la delgadez pueden estar más predispuestas.

Las emociones negativas juegan un papel muy importante, siendo el trastorno de la alimentación un modo de distraer la mente de dichas emociones, buscar consuelo en la comida o tratar de tener un control que sienten que no tienen (en el caso de la anorexia), de manera que traumas como abuso, maltrato, violación o muerte de un ser querido pueden influir en la aparición del trastorno.

Una vez que el problema aparece tiende a perpetuarse por sí mismo. Por ejemplo, un atracón puede dar lugar a sentimientos de culpa que empujen a una persona a vomitar, hacer ejercicio excesivo y tratar de no comer nada durante un día o dos. Esta falta de alimento hace que tenga tanta hambre que favorece un nuevo atracón. Las emociones negativas que experimentan como consecuencia del trastorno pueden hacer que el trastorno se agrave, porque utilizan los malos hábitos alimenticios como un modo de intentar sentirse mejor. Por ejemplo, recurrir a un atracón para aliviar el malestar emocional puede hacer que se sientan mejor momentáneamente, pero luego propicia el vómito, y hacer ejercicio durante horas o no comer nada en absoluto durante todo un día les da una sensación de triunfo y control que les hace sentir bien momentáneamente.

Pero el malestar emocional siempre predomina, puesto que debajo del trastorno alimenticio hay una gran insatisfacción con uno mismo, desesperación, baja autoestima, miedo, sensación de estar pedido y falta de propósito y sentido en la vida. Y este estado emocional es la principal causa del trastorno. Por este motivo, es tan importante buscar la ayuda de un psicólogo para tratar todos esos problemas que se esconden debajo y que pueden incluir una infancia llena de burlas, abuso o negligencia emocional.

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.