1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://motivacion.about.com/od/aprendizaje_estudios/a/Falta-De-Concentracion-En-Los-Estudios.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

You can opt-out at any time. Please refer to our privacy policy for contact information.

Comenta en el foro

Falta de concentración en los estudios

Técnicas sencillas para concentrarte mientras estudias

Por

concentracion.jpg
Rana Faure / Getty Images

Te pones a estudiar y tu mente comienza a divagar de un lado a otro. De repente, te encuentras pensando en esa persona que te atrae, en lo que harás este fin de semana, en algún problema que te preocupa, o bien surge en tu cabeza alguna película mental con tu fantasía preferida del momento.

La falta de concentración es uno de los problemas más frecuentes de los estudiantes. La concentración es la capacidad para dirigir la atención voluntariamente en una dirección determinada y mantenerla durante el tiempo deseado. Para lograr hacer esto, existen algunas técnicas sencillas que pueden servirte de gran ayuda si las practicas durante un tiempo. Ninguna de ellas es una técnica milagrosa, sino que requieren un poco de tiempo, pero con la práctica, empezarás a notar cambios en unos días y, tras unas semanas, los cambios pueden ser importantes.

Para poder concentrarte necesitas mejorar dos aspectos

1. La autorregulación mental. Consiste en entrenar tu mente para centrar la atención y mantenerla.

2. Controlar los factores ambientales. Por ejemplo, si está la tele encendida y hay gente hablando a tu alrededor te será mucho más difícil concentrarte. Por tanto, asegúrate de que las condiciones de ruido, iluminación, gente, etc., son las más adecuadas para ti y trata de reducir al mínimo las posibles distracciones externas.

Técnicas de autorregulación mental

Aquí y ahora

Esta es una técnica muy sencilla pero también muy efectiva para concentrarte. En cuanto te des cuenta de que te has distraído, repite la frase: "aquí y ahora" y vuelve a centrar tu atención en el libro o el profesor, tratando de mantenerla todo lo que puedas. Cuando vuelvas a distraerte, haz otra vez lo mismo. Y sigue haciéndolo todas las veces que haga falta, repitiendo "aquí y ahora" y centrándote de nuevo en tu tarea. No luches contra tus pensamientos, simplemente observa y luego deja ir cualquier cosa que pase por tu mente, repite "aquí y ahora" y centra tu atención. Es posible que tengas que hacer esto muchas veces, pero conforme practiques esta técnica, verás que cada vez aumenta más el periodo de tiempo en que tu mente está concentrada.

La técnica de la araña

Cuando das un golpecito con una pequeña rama en la tela de una araña, ésta se acerca para ver de qué se trata. Si repites esto una y otra vez, llega un momento en que la araña ha aprendido que no es nada importante y lo ignora. Del mismo modo, puedes enseñar a tu mente a ignorar todas las distracciones a tu alrededor. Para hacer esto, proponte ignorar cualquier cosa que proceda del exterior. En vez de volver la cabeza si alguien habla, o se produce un portazo, o un perro ladra en la calle, simplemente ignóralo y mantén tu mente concentrada en tus estudios. Esto lo puedes practicar en diversas situaciones a lo largo del día. Por ejemplo, si estás en el cine, ignora a alguien que se levanta o tose y cualquier otra cosa que no sea la pantalla del cine y lo que en ella sucede. Mientras hablas con alguien céntrate exclusivamente en esa persona e ignora todo lo demás. Es decir, se trata de practicar la actitud "nada más importa excepto lo que estoy haciendo" (salvo que haya un incendio, por supuesto).

Estudia con mindfulness

Lee y estudia como si fuera lo último que vas a hacer en la vida, como si no hubiera nada más en el mundo que esas palabras que estás leyendo y como si fuera lo más apasionante que puedes hacer en la vida. Por tanto, lee despacio, imaginando que cada palabra y frase es un descubrimiento fascinante. Se trata de implicar toda tu mente en la tarea que estás haciendo, intentado de llegar a una comprensión total de lo que lees, como si saborearas cada palabra, cada frase, cada idea, el sonido del lápiz al subrayar, cada gesto, siendo plenamente consciente de todo lo que estás haciendo en relación con el acto de estudiar, como si fueras un cirujano operando a vida o muerte, concentrado solo en el instante y en cada pequeño detalle de ese instante.

Cuando el nivel de concentración es tan alto, todo lo demás deja de existir, incluso tú; te sumerges en la tarea que estás haciendo y te olvidas de todo lo demás, de manera que estudiar resulta mucho más sencillo. Si practicas la meditación mindfulness a diario, te será más fácil alcanzar este estado en tus estudios o en cada cosa que hagas. El resultado final tras tiempo de práctica es que tu mente trabaja sola mientras tú despareces.

Tiempo para preocuparse

Si tienes determinados problemas que te preocupan y acuden a tu mente impidiendo que te concentres, establece cada día un momento para preocuparte por todas esas cosas. Puede ser, por ejemplo, por las tardes de 7 a 8. Cada vez que en tu mente aparezcan esos pensamientos mientras estás estudiando, piensa: "Ahora no, pensaré en esto a las 7 de la tarde" y vuelve a centrarte en los estudios. Puedes usar al mismo tiempo la técnica de Aquí y ahora.

Si surge en tu mente una algo muy importante para ti y necesitas asegurarte de que pensarás en eso, anótalo y vuelve a concentrarte en tus estudios. Cuando llegue la hora de preocuparse, lee las notas que has tomado y piensa en esos temas.

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.