1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://motivacion.about.com/od/psicologia/a/El-Peligro-De-Usar-Antidepresivos-Y-Otros-Psicofarmacos.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

Comenta en el foro

El peligro de usar antidepresivos y otros psicofármacos

Por

El peligro de usar antidepresivos y otros psicofármacos
© markuso / FreeDigitalPhotos.net

La revista Infocop Online, del colegio Oficial de Psicólogos de España, ha publicado en su web una serie de artículos donde se cuestiona la eficacia de los psicofármacos para el tratamiento de trastornos mentales.

Diversos investigadores (como Irving Kirsch, prestigioso investigador de la Universidad de Hull) cuestionan la idea que considera los trastornos mentales como simples desequilibrios químicos que pueden corregirse con el uso de fármacos, afirman que su eficacia podría no ser mayor que la del placebo y que su uso podría resultar perjudicial, debido a que alteran la química cerebral.

La influencia de las compañías farmacéuticas

El aumento cada vez mayor de diagnósticos de enfermedad mental en Estados Unidos desde finales de los años 80 coincide con la aparición del Prozac. Desde que aparecieron los primeros antidepresivos en el mercado se triplicó el número de personas que recibían tratamiento para la depresión en solo diez años. La periodista del New York Review Books, Marcia Angell, quien ha analizado los datos de diversos investigadores, se pregunta si estas cifras se corresponden a un aumento real de la prevalencia de trastornos mentales.

Los investigadores advierten que es preocupante que las compañías farmacéuticas sean las que estén determinando qué se puede considerar enfermedad mental y cómo tratarla, así como de la puesta en marcha de medidas agresivas y abusivas para vender psicofármacos.

¿Realmente hay un desequilibrio cerebral en el trastorno mental?

Los científicos cuestionan también la idea de que la enfermedad mental se debe a un desequilibrio cerebral que puede corregirse mediante fármacos. Las investigaciones indican que esta teoría no se sostiene. "Antes del inicio del tratamiento farmacológico, los pacientes diagnosticados de esquizofrenia, depresión o cualquier otro trastorno psiquiátrico no presentan estos famosos desequilibrios químicos. Sin embargo, una vez que una persona inicia el tratamiento farmacológico, que de una manera u otra abre una llave en la mecánica habitual de la transmisión neuronal, su cerebro empieza a funcionar de manera anormal", explica el periodista de investigación Robert Whitaker, quien se pregunta si los fármacos psicoactivos mejoran o, por el contrario, empeoran la salud.

Antidepresivos: no más eficaces que el placebo

En sus investigaciones, Kisch observó cómo los antidepresivos eran solo un poco más eficaces que los placebos. En las investigaciones a doble ciego, ni el investigador ni la persona que participa en el estudio sabe si está tomando un fármaco o un placebo. Sin embargo, Kirsch planteó que, dado que los fármacos producen ciertos efectos secundarios (como boca seca, etc.), lo más probable era que los participantes en el estudio sí supieran que estaban tomando un fármaco y formuló la hipótesis de que el hecho de ser consciente de la toma del medicamento podría influir en el resultado. Por este motivo, diseñó una investigación en la que el placebo utilizado también producía ciertos efectos secundarios, aunque ningún efecto médico. En estos estudios, los resultados mostraron que no había ninguna diferencia entre el efecto del antidepresivo y el placebo.

Desgraciadamente, la mayoría de las investigaciones realizadas para comprobar la eficacia de los fármacos, están financiadas por los laboratorios farmacéuticos, quienes deciden luego qué investigaciones hacen públicas. Gracias a la Ley de Libertad de Información del Reino Unido, Kirsch pudo acceder a un total de 46 de estos estudios realizados por las farmacéuticas y comprobó que estos estudios mostraban que los placebos alcanzaban niveles de eficacia incluso superiores al de los antidepresivos (los placebos tuvieron un nivel de eficacia del 82% en el tratamiento de la depresión).

En sus investigaciones, Kirsch comprobó también que cualquier tipo de fármaco utilizado en la depresión resultaba eficaz, ya fuera antidepresivo, sedante, estimulante, remedios herbales u otros. Esto es debido a que todos ellos producen efectos secundarios (taquicardias, boca seca), que hacen pensar al paciente que está recibiendo un tratamiento, lo cual funciona como efecto placebo, produciendo una mejora debido a que el paciente espera mejorar.

Los efectos perjudiciales de los psicofármacos

Si bien Kirsch se centra solo en la depresión, Whitaker analiza todas las enfermedades mentales, llegando a la conclusión de que tanto los antidepresivos como la mayoría de los fármacos psicoactivos no son sólo ineficaces, sino perjudiciales. Según este autor, todos los psicofármacos, incluso los que tratan síntomas a corto plazo, causan daños cerebrales más graves que los que se habrían producido por la progresión natural de la enfermedad sin tratamiento farmacológico.

Por ejemplo, el consumo de antidepresivos inhibidores de recaptación de serotonina produce una concentración elevada y anormal del nivel de serotonina en el cerebro que puede dar lugar a episodios de manía si su consumo se prolonga en el tiempo. Cuando aparece la manía, el paciente es diagnosticado como bipolar, de modo que se le recetan más psicofármacos que producen más efectos secundarios y así sucesivamente, hasta el punto de que algunas personas llegan a tomar hasta seis psicofármacos distintos al día.

Según Nancy Andreasen, una prestigiosa neurocientífica y psiquiatra, el consumo de psicofármacos está asociado a un "encogimiento" del cerebro y este efecto está directamente relacionado con la dosis y la duración del tratamiento farmacológico. En declaraciones al New York Times, señaló que "el consumo de psicofármacos impide que la corteza prefrontal reciba la entrada de lo que necesita y empieza a experimentar apagones. Lo que se traduce en síntomas psicóticos. Esto también hace que la corteza prefrontal se atrofie lentamente".

En la revista Infocop Online, del Colegio Oficial de Psicólogos, podrás encontrar más artículos sobre este tema, como los siguientes:

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.