1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://motivacion.about.com/od/psicologia_social/a/Cuando-Las-Decisiones-De-Grupo-Llevan-A-La-Tragedia.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

Comenta en el foro

Cuando las decisiones de grupo llevan a la tragedia

Por

Cuando las decisiones de grupo llevan a la tragedia

Lanzamiento del Challenger

© Bavaria / Getty Images

Por lo general, a los grupos de personas les gustan más los conformistas, puesto que son los que están de acuerdo con los puntos de vista del grupo.

El conformismo es a menudo necesario para poder vivir en sociedad, porque implica que estamos de acuerdo con las normas sociales, como parar en los semáforos, pagar los impuestos o esperar nuestro turno en una cola.

Sin embargo, el inconformismo puede ser necesario en muchas ocasiones. Supone una pequeña minoría que se enfrenta a las opiniones mayoritarias cuando las consideran erróneas o injustas. Por ejemplo, gracias a pequeños grupos de inconformistas que lograron influir a la mayoría, se logró el voto para las mujeres o la abolición de la esclavitud. De hecho, en algunas ocasiones, la conformidad puede llegar a ser desastrosa.

El lanzamiento del Challenger

En enero de 1986 la lanzadera espacial Challenger explotó poco después de despegar, causando la muerte de siete astronautas, incluyendo un civil. Varios ingenieros habían advertido del peligro y se opusieron tajantemente al lanzamiento. ¿Qué condujo a la NASA a desoír estas advertencias y seguir adelante? Los motivos que sembraron el terreno para que se diera un peligroso modo grupal de pensar, fueron los siguientes:

  • La NASA había tenido éxito en 12 lanzamientos previos.
  • Existía un gran entusiasmo tanto en la NASA como fuera de ella por lanzar el primer civil al espacio.
  • El interés público era muy grande y había mucha gente pendiente de esta gran noticia.
  • La NASA necesitaba demostrar su eficacia para asegurarse la financiación del Congreso. Además, se había comprometido a ser lo más eficiente posible con el menor coste.

Todo esto predispuso a la NASA a un solo pensamiento: el lanzamiento tenía que suceder.

Los ingenieros de la compañía que había fabricado los propulsores, Morton Thiokol, pensaban que dada la temperatura bajo cero de la zona de lanzamiento, éste no debía producirse. Pero los altos cargos de esta misma empresa dependían de la NASA para un contrato de 400 millones de dólares al año y no les resultaba fácil aceptar esta opinión sin más. Decidieron hacer una encuesta entre el resto del personal (excluyendo a los ingenieros), quienes votaron a favor del lanzamiento. Por tanto, cuando se reunieron con la NASA, todos opinaban en el mismo sentido. En ese grupo no había ninguna opinión disidente, sino que era un grupo unido y peligrosamente aislado de opiniones contrarias.

El peligro del pensamiento grupal

Lo que tuvo lugar fue una manera de pensar peculiar y peligrosa que se da a veces en los grupos, llamado pensamiento grupal. Es un modo de pensar que tiene lugar cuando la búsqueda del acuerdo en una determinada dirección es tan fuerte y dominante que pasa por alto cualquier opinión en contra, por realista que sea, e incluso rechaza al disidente.

El grupo se ve a sí mismo como invulnerable, todos sus miembros están cegados por el optimismo, desean tanto que todo salga como ellos quieren que parece que no puede ser de otra forma. Eso puede impedirles ver la realidad. La búsqueda del consenso se ha vuelto peligrosamente importante.

El pensamiento grupal y el Watergate

John Dean, uno de los hombres del presidente Nixon durante el escándalo del Watergate comentaba su sensación de irrealidad cuando vio la noticia publicada en el periódico, como si en ese momento supiera cuál es la verdad. Habla de la existencia de una atmósfera de irrealidad en la Casa Blanca. El círculo del presidente Nixon era de pensamiento único y no admitía opiniones contrarias. Todos debían estar de acuerdo, y lo que se hacía era por seguridad nacional. No había otra forma de pensar más que esa. Cuando el cerrado círculo de Nixon se rompió y sus miembros fueron expuestos a opiniones contrarias, la realidad empezó a imponerse. "Estoy seguro de que muchos creían que las escuchas eran por seguridad nacional. No lo eran", afirmó Dean.

Este tipo de pensamiento grupal puede llevar a tomar decisiones desastrosas o a hacer alguna barbaridad a un grupo de personas que en realidad pretenden hacer lo correcto.

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.