1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://motivacion.about.com/od/alimentacion/a/Antioxidantes.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

You can opt-out at any time. Please refer to our privacy policy for contact information.

Comenta en el foro

Los antioxidantes

Qué son y dónde se encuentran

Por

antioxidantes2.jpg
KirbusEdvard / Getty Images

Los antioxidantes protegen el cuerpo de la acción de los radicales libres, que son moléculas especialmente reactivas capaces de dañar el cuerpo mediante un proceso llamado oxidación.

Se trata de moléculas que han perdido un electrón, lo que las vuelve muy inestables (algo así como una silla que ha perdido una pata). Esto hace que tiendan a robar a otras moléculas el electrón que les falta. Al hacer esto, pueden alterar totalmente la función o estructura de dicha molécula. Por ejemplo, pueden alterar el material genético (ADN), hacer que las lipoproteínas de baja densidad (LDL), también llamadas colesterol malo, tengan más probabilidades de adherirse a las paredes de las arterias, contribuyendo a la aparición de aterosclerosis, o pueden alterar la membrana de una célula, cambiando el flujo de sustancias que entran y salen de ella.

Debido a este daño al ADN, los radicales libres pueden estar implicados en el cáncer. El envejecimiento puede estar también relacionado con los radicales libres, así como la enfermedad de Alzheimer y la pérdida de visión.

Los radicales libres proceden de fuentes muy diversas, como el humo del tabaco y otros tipos de humos, aunque la principal fuente de radicales libres es nuestro propio metabolismo, puesto que cada vez que tu cuerpo utiliza los alimentos para convertirlos en energía se crean radicales libres.

Las defensas contra los radicales libres

El cuerpo tiene defensas contra estas moléculas, en forma de enzimas que los neutralizan. Aún así, cierta cantidad de radicales libres pueden escapar a estas defensas. No obstante, existen otras sustancias que contribuyen a impedir los procesos oxidativos. Reciben el nombre de antioxidantes.

Los antioxidantes funcionan dando electrones a los radicales libres sin convertirse ellos mismos en sustancias dañinas para la salud.

Existe una enorme variedad de sustancias antioxidantes, aunque las más conocidas son las vitaminas E, C y A y los minerales, selenio y manganeso. Otros antioxidantes son la coenzima Q10, glutatión, ácido lipoico, flavonoides, fenoles, polifenoles, fitoestrógeno, etc.

¿Deberían tomarse suplementos de antioxidantes?

Los estudios realizados no han confirmado la suposición de que tomar suplementos de antioxidantes pueda proteger a las personas de enfermedades como el cáncer o la aterosclerosis. La mejor evidencia hasta ahora sugiere que las frutas y verduras son las que mejor te van a ayudar a obtener todos los antioxidantes que necesitas.

Algunos investigadores piensan que tomar demasiados suplementos de antioxidantes puede hacer que tu cuerpo se acostumbre a esa ayuda externa y baje sus propias defensas naturales frente a los radicales libres.

Además, algunos estudios han sugerido que tomar suplementos de antioxidantes puede ser perjudicial para la salud. Por ejemplo, en fumadores que tomaron suplementos de vitamina A se vio un aumento de la incidencia de cáncer de pulmón. En otro estudio, las tasas de cáncer de piel fueron mayores entre un grupo de mujeres que tomaban vitaminas C, E y A, selenio y zinc.

El hecho de que los radicales libres estén implicados en determinadas enfermedades no significa que tomar sustancias con propiedades antioxidantes vaya a solucionar el problema, sobre todo cuando se toman fuera de su contexto natural, en forma de suplementos.

¿Dónde se obtienen los antioxidantes?

El mejor modo de combatir el efecto negativo de los radicales libres consiste en hacer una alimentación sana, que incluya una variedad de frutas, verduras y cereales integrales, que son ricos en antioxidantes. Existe una abundante evidencia de que este tipo de alimentación ayuda a mantenerse más sano en todos los sentidos.

Por tanto:

  • Toma entre cuatro y cinco porciones al día de frutas y verduras
  • Consume frutos secos
  • Haz ejercicio moderado de manera regular
  • No fumes
  • Reduce el consumo de grasas
  • No hagas excesos alimenticios que hagan trabajar a tu cuerpo más de la cuenta en procesos metabólicos

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.